Terra Ibérica 0

Ventajas del consumo de conservas en escabeche

Al contrario de lo que comenzó siendo una creencia totalmente extendida cuando surgieron, consumir conservas no es malo. Todo lo contrario. Gracias a su tratamiento térmico, los productos que enlatados mantienen de manera intacta sus propiedades. Además, muchos de ellos, al añadir otros ingredientes, aumentan sus valores nutricionales en comparación al alimento en fresco, y su sabor. De esta forma, consumir conservas tiene sus ventajas.


Conservas en escabeche, una socorrida solución

En primer lugar, el consumo de conservas enlatadas, ya sea en aceite o en escabeche, es la solución perfecta a esos días en los que nos es imposible cocinar y queremos elaborar un plato sano, rápido y con mucho sabor. Por ello, ésta es una de sus principales ventajas. Consumimos un producto que nos asegura calidad, propiedades intactas y, además, un alto contenido en ácidos grasos. Estos, del tipo Omega 3, son conocidos como grasa buena y son fundamentales para controlar los niveles de colesterol, así como otros trastornos hormonales.

Nutrientes, minerales y sabor

Por otro lado, las conservas poseen una buena cantidad de proteína de alta calidad nutricional y sodio. Dos ingredientes que le otorgan un gran sabor a las conservas en escabeche. No obstante, muchas personas (sobre todo aquellas con problemas de hipertensión) se les recomienda controlara su consumo por la composición del escabeche (aunque ya hay opciones bajas en sal). Éste es un líquido formado por aceite, sal, vinagre y especias, inocuo y que únicamente le da sabor, pero que, obviamente, contiene más cantidad que el producto fresco. Controlándolo no tiene por qué ser dañino, sino todo lo contrario. Es una buena opción para combinar nuestra dieta.

 

Gracias a las conservas, podemos disponer de un gran plato en unos pocos minutos. Desde los pescados más comunes, como es el atún, a las aves más sabrosas, como la codorniz. Un claro ejemplo es la Fonda del Prado que hace
muslitos de codorniz escabechados , su sabor tan especial se debe a las codornices criadas de manera tradicional. Es de esos alimentos prácticos y de excelente calidad para disfrutar tanto de aperitivo, como de comida más copiosa si se añade una guarnición. Además, no hace falta añadir nada más, ya que el escabeche con el que están preparados tiene tanto sabor que no deja a nadie indiferente.