Terra Ibérica 0

Sorprende a tus invitados con conservas

¿Quién no tiene conservas en la despensa? Podríamos decir que en prácticamente cualquier casa se pueden encontrar. Es una forma práctica de tener alimentos para esos momentos en los que queremos sorprender a nuestros invitados pero contamos con poco tiempo para cocinar.


Conservas para sorprender a tus invitados

De una simple lata pueden surgir platos exquisitos, ya sea abriendo y sirviendo los alimentos directamente, o como ingredientes para crear platos más elaborados. El viejo mito de que las conservas son alimentos aburridos y de baja calidad ha quedado en el olvido, por fin se les reconoce como productos gourmet. A raíz de esto, han surgido tiendas especializadas, como Terra Ibérica, que nos garantizan productos de gran sabor y extrema calidad.
 
Por ello, si no tienes tiempo para preparar una comida muy elaborada, lo más recomendable es comprar conservas. Ya que además de ahorrar tiempo podemos sorprender a nuestros invitados con productos fuera de temporada o provenientes de otras regiones. La gran mayoría se suelen consumir a temperatura ambiente, aunque existen otras que se pueden disfrutar con un toque ligero de calor.
 
Algunas de las conservas frías que más suelen sorprender, por su gran calidad, son las agujas con aceite de oliva provenientes de la pesca artesanal. Las mejores sin duda son las escogidas pieza a pieza. Otra opción popular es ofrecer las clásicas navajas con aceite de oliva, las más recomendables son las que vienen depuradas y seleccionadas a mano.
 
No podemos olvidar ofrecer las infalibles anchoas seleccionadas de las capturas de primavera en el Mar Cantábrico que nunca dejan de sorprender. O alguna tarrina de mousse de pimiento de piquillo o de paté de cierva. Por otro lado se puede ofrecer alguna ensalada, solo se tendrían que añadir algunas láminas de ventresca de bonito del norte, espárragos de Navarra y un chorro de AOVE.
 
Pero, si en cambio prefieres ofrecer platos calientes, se puede optar por darles un toque de calor a unas alubias blancas preparadas con faisán estofado o a unos muslitos de codornices escabechadas. Aunque por supuesto también se pueden consumir a temperatura ambiente.
 
Elijas las conservas que elijas, sorprenderás a tus invitados siempre y cuando les ofrezcas productos de calidad.